Las alfalfas y pasturas Pemán se hacen fuertes en el centro-oeste de Córdoba De la mano de la empresa SB Distribuciones Agropecuarias, la empresa Pemán Semillas mostró la fortaleza de sus productos y servicios en su línea de alfalfas y forrajeras, en una zona muy impactada por los excesos hídricos. La firma está trabajando en nuevos materiales de alfalfa tolerantes a salinidad.

Representantes de Oscar Peman Semillas y SB Distribuciones Agropecuarias

Una jornada que tuvo una parte de charlas en el Hotel del Centro y posteriormente visitas a campo tuvo lugar en Pozo del Molle en el centro-oeste de la provincia de Córdoba y ayudo a enfocar diversas herramientas y manejos forrajeros que optimizan la oferta de pasturas para la producción de carne y leche.

Si bien Pemán es una empresa muy importante en la provisión de una amplia paleta de sorgos, en este caso Sergio Bonetto prefirió hacer hincapié en forrajeras megatérmicas y alfalfas, pensando en secuencias que ayuden a recuperar suelos y ofertar pasto de la mejor calidad para rodeos de carne y leche, en una zona muy impactada por excesos hídricos, inundaciones y escorrentías.

“Todo lo que es ganadería se va a lotes de menor calidad y en estos últimos años se acrecentó el uso de megatérmicas, que bien manejadas son muy útiles para ser utilizadas en ambientes más complicadas. Pero además en campo mejores la alfalfa sigue siendo la reina de las forrajeras en nuestra zona”, puntualizó Sergio Bonetto, titular de SB Distribuciones.

Un semillero con  historia, presente y futuro
La ingeniera Rosalba Pemán es socia propietaria de Oscar Pemán Semillas, y explicó que Pozo del Molle fue uno de los lugares elegidos para difundir los productos y servicios de la empresa. “Estamos haciendo jornadas en distintas partes del país para mostrar nuestros productos, las pasturas a campo, escuchar el testimonio de los productores y ver el desempeño de nuestras pasturas en diferentes zonas”.

Oscar Pemán Semillas nació hace 53 años -de la mano de mis padres-, apunta Rosalba y actualmente ella y Oscar son  los socios que comandan la compañía cuya central está ubicada en el kilómetro 761 de la Ruta Nacional 9, en la localidad de Sinsacate, muy cerca de Jesús María, en el norte de la provincia de  Córdoba. “Ya está incorporándose la tercera generación a la firma que siempre apuntó a trabajar con forrajeras y sorgos”. Si bien el sorgo explica buena parte de la facturación, segmento en el que la empresa del norte cordobés se ha potenciado a través de un convenio de vinculación tecnológica con el INTA, “estamos creciendo mucho con lo que son las pasturas subtropicales y las templadas. Actualmente estamos abarcando casi toda el área ganadera Argentina, desde el norte Salta, Formosa, al sur, provincia de Buenos Aires, La Pampa, San Luis, y todas las provincias intermedias en esa región”, señala Rosalba.

Pemán se destaca por la incesante búsqueda de mejoramiento en su línea de forrajeras y puntualmente en Grama Rhodes, una forrajera muy útil en suelos difíciles. “Todo ha ido evolucionando y en la parte de pasturas también. Si hablamos de subtropicales hay materiales nuevos, por ejemplo la vieja Grama Rhodes ya no se utiliza más, actualmente tenemos varios materiales, entre ellos materiales australianos y materiales que hemos desarrollado nosotros en nuestro semillero en asociación con INTA”.

TodoAlfalfa: ¿Cómo marcha el programa de Alfalfa?
Rosalba Pemán: En lo que es alfalfa hemos incursionado hace unos cuantos años ya y hemos ido creciendo en diversas zonas. Tenemos materiales muy buenos como Patriarca, que es Grupo 9 y otra Grupo 6 que es Regina, son dos materiales propios y se están comportando muy bien como lo vimos hoy a campo. A su vez estamos trabajando para tener nuevos materiales con tolerancia de salinidad que pensamos que pueden estar en los próximos años.

Rosalba Pemán

La ingeniera Pemán destacó que su empresa “escucha al productor, escucha sus necesidades, y trata de solucionar esos temas, por eso pone foco en cuestiones que han sido durante muchos años limitantes a la producción como es la implantación de las forrajeras subtropicales. Nosotros apostamos con la tecnología en semillas a solucionar ese tema y ahora estamos apostando a desarrollar leguminosas tropicales para poder asociar a estas gramíneas. Creo que ese es un foco que tiene la empresa, escuchar lo que el mercado demanda para aumentar la producción ganadera”.

Cabe destacar que desde hace años Pemán Semillas trabaja fuerte además en tecnología de semillas: “Somos una empresa que produce sus propios híbridos y sus propias semillas, las procesa en nuestra propia planta, y desde ahí las comercializamos y las exportamos. En lo que refiere en procesamiento hicimos un acuerdo con Syngenta, una alianza estratégica para incorporar el tratamiento Plenus a nuestras semillas que tenían ya un tratamiento que es el Ferticout Max que es un tratamiento de ruptura de dormición que desarrollamos con la Universidad de Rio Cuarto”, apunta Rosalba.

Así, sobre la base del conocimiento adquirido a través del desarrollo de la primera tecnología de semillas Ferticout, que ya había mejorado la eficiencia de implantación mediante la incorporación de una bacteria del género Azospirilum, logrando una bioestimulación de la germinación, ahora Oscar Pemán en alianza estratégica con Syngenta desarrollaron una nueva tecnología, que apunta a aumentar la eficiencia de implantación, a través del aumento del desarrollo radicular y de superar aún más la dormición con una tecnología única en el mercado de semillas forrajeras que se denomina Ferticout Max Plenus. “En la última campaña se han sembrado casi 200 mil hectáreas con pasturas subtropicales tratadas de esta manera con resultados muy positivos en todo el país”, enfatizó Rosalba Pemán.