Un sistema lechero con un 70% base alfalfa Hugo Alberto Travisan es un productor que proviene de una familia con estirpe tambera en la zona de Pozo del Molle, en el centro-oeste de la provincia de Córdoba. Sigue apostando a la producción eficiente de leche con un sistema sencillo basado en la reina de las forrajeras.

Hugo Travisán, productor de la zona de Pozo del Molle

A 7 kilómetros al sudoeste de Pozo del Molle sobre el ripio de la ruta que une esta pujante localidad del Departamento Río Segundo con el paraje Los Ucles, está ubicado el campo que trabaja Hugo Travisán. Se trata de un campo familiar que se explota con tambo desde hace 60 años. “Hacemos tambo y algo de granos también y todo lo que es reservas forrajeras”. Con este campo de 200 hectáreas y algunos lotes alquilados a vecinos, la producción de Hugo promedia los 7.000 litros de leche diarios.

El recorrido se concretó en el marco de la jornada realizada por Oscar Pemán y SB Distribuciones, empresa mollense que dirige Sergio Bonetto (que en la foto de portada acompaña a Travisán)

TodoAlfalfa: ¿La base de la alimentación sigue siendo la alfalfa?

Hugo Travisán: Si. En este momento el 70% del campo está con alfalfa.

TA: ¿Con qué se complementa?

HT: Y bueno, los maíces para silo, sorgo, y no mucho más, alguna moha pero este año no hice por ejemplo. Después hacemos cebada como cultivo de invierno, avena, arranco con avena en marzo y después de mayo en adelante con cebada en las cuales hago pastoreos, silos, rollos con ellas mismas.

TA: Estamos parados en un lote donde la alfalfa dura tres años, donde los productores por lo general dicen “eso no es cierto”, ¿Cuál es la fórmula Travisán para lograr que la alfalfa persista?

HT: Bueno, aparte de las bondades del material, el manejo es fundamental.

TA: Decime qué no hay que hacer con el manejo de la alfalfa y que hay que hacer…

HT: Lo principal para mi es el primer año y medio, yo hago todo siembra directa, algo a tener en cuenta, y el primer año y medio al margen de ser siembra directa hay que cuidar el lote del pisoteo… es fundamental, y pastoreo y desmalezado constante y cuidado con graminicidas para todo lo que es malezas.

TA: Y esto del 70% que decís que el sistema contiene alfalfa, ¿Cuánto va a corte y cuánto va a pastoreo directo?

HT: Y pastoreo directo debemos estar cosechando del 50% al 70%, lo demás va para rollo y silo, tengo picadora propia o sea que tratamos de ser eficientes en eso.

TA: ¿Tenés medido cuántos kilos de materia seca de alfalfa producís por año?

HT: Estamos entre 6 y 8 mil kilos dependiendo el año.

TA: Vemos alfalfas Regina y Patriarca, ¿qué es lo que te brindan estas alfalfas de Pemán? ¿Qué destacas de ellas?

HT: La alfalfa Patriarca es grupo 9 y me ha sorprendido por el volumen de forraje que da en el tema de corte, y también pastoreándola es superior a la Regina en ese aspecto. La Regina se destaca en el corte, un poquito más de volumen, un poquito más de kilos por hectáreas, pero para mí sistema me andan las dos, nada más que hay que saberlas ubicar en qué lugar estratégico del campo.

TA: El tambo marcha fuerte hacia la intensificación, ¿crees que la alfalfa seguirá estado en el menú ganadero de acá a una década, dos décadas?

HT: Sí, ya que para mí es lo más importante para el sistema ganadero y el tambo principalmente, es fundamental. Yo hago un semi- intensivo, es mi forma de trabajar, pero creo que la alfalfa va a seguir por mucho tiempo.

TA: La última, al final de la presentación dijiste que te gustaría que sucedieran cosas con la biotecnología y la alfalfa, ¿Qué concretamente?

HT: Que nos acepten y nos aporten la tecnología de RR en la alfalfa sería importantísimo para que no siga pasando lo que está pasando, que tantos tambos quedan en el camino.