Gentos evalúa tecnologías de punta en alfalfa de EE.UU A mediados de septiembre Juan Amadeo, director de Investigación de Gentos, viajó a Estados Unidos. Su primera escala fue en Columbia en el estado de Washington; la segunda Woodland, ciudad del estado de California. El objetivo fue investigar sobre los nuevos materiales denominados “High Quality” en alfalfa.

Además de estudiar los procesos de cosecha y ver las últimas tecnologías adquiridas por los productores de la zona, la experiencia sirvió para discutir también sobre la utilización de cultivos de servicio o coberturas verdes, de distintas especies, con el fin de buscar la sustentabilidad de los sistemas productivos.

Por otra parte, Gentos comenzó el proceso de evaluación de la Festuca Malma en dicho estado, sembrando las primeras 40 hectáreas de pasturas con el fin de analizar su adaptación y comportamiento en estos ambientes. Malma se caracteriza por su estructura de planta de altísima densidad de macollos presentando una producción en condiciones reales de la Cuenca del Salado, por encima de las 12 toneladas de materia seca anual.

“Es la festuca que mayor producción ha manifestado en ensayos conducidos tanto en Pergamino como en Concepción del Uruguay, y esto nos genera una gran expectativa de ingresar en el mercado norteamericano”, destacaron desde la firma.

Durante la mencionada segunda escala en Woodland (California), la idea fue investigar sobre los nuevos materiales denominados ¨High Quality¨ en Alfalfa.

“Recorrimos y analizamos distintos ensayos de introducción del nuevo germoplasma. Se revisaron diferentes grupos de latencia, priorizando los materiales que manifestaron mayor adaptación a los sistemas pastoriles”, reportaron desde Gentos.

El germoplasma de mejor performance agronómica y seleccionados por su mayor calidad de forraje, están siendo introducidos a Argentina a fin de evaluar su adaptación y comportamiento en las principales zonas ganaderas de nuestro país.  “Fue un viaje que nos llena de satisfacción y que sirve para complementar nuestros 30 años invirtiendo en el mejoramiento genético de las especies forrajeras”, indicó Amadeo.