Farinati: “Hay entendimientos sobre una normativa de semillas que hace dos años no estaban” Desde Monsanto Argentina destacaron que ya hay un entendimiento con los productores y semilleros respecto a puntos claves para avanzar en la normativa que regule el ingreso de nuevos materiales genéticamente modificados, como el caso de la alfalfa RR. La pelota, en manos de Agroindustria.

Juan Farinati, presidente de Monsanto Argentina

“La falta de una normativa que le permita a las empresas proveedoras de tecnología invertir en el país es clave para poder introducir este tipo de materiales”, destacó Juan Farinati, presidente de la filiar Argentina de la multinacional en una entrevista con TodoAlfalfa realizada en el marco de la Expoagro, donde Monsanto se hizo presente con toda su oferta tecnológica en materia de insumos y servicios.

Respecto a la nueva normativa de semillas, sobre la cual se espera avance prontamente el Gobierno nacional, Farinati destacó que “durante el último año hemos tenido un progreso muy importante, trabajando en conjunto con productores en mesas de diálogo, lo que arrojó buenos entendimientos para trabajar en una futura normativa, una ley o resolución que permita ordenar ese tema, respecto al uso oneroso, los controles, los pagos por tecnología en genética, y que se presentaron en diciembre último al Ministerio de Agroindustria. De hecho el actual ministro, en su rol anterior como presidente de la SRA, trabajó activamente en lo que consideramos, es la base normativa para que el país tenga la inversión que se merece en genética y biotecnología, porque en Argentina, como estamos hoy, quedamos retrasando frente a otros países”.

La tecnología de tolerancia a glifosato en alfalfa ya ha sido evaluada por organismos internacionales competentes (FDA, Usda) que determinaron que su uso es seguro, por lo que fue posteriormente reglamentado para siembra y comercialización en varios países.

“Creo que están dadas las condiciones como para avanzar en un marco que funcione mucho mejor al vigente. Hay entendimientos hoy, que hace dos años no estaban”, remarcó el responsable de Monsanto en Argentina, multinacional que posee la patente de esta tecnología para la alfalfa.