Una firma danesa adquirió Gapp Semillas en Argentina DLF una empresa líder mundial en semillas de forraje y césped, con 50% de porción de mercado en Europa, ha adquirido los activos de Gapp Semillas, empresa señera del segmento con base en Pergamino, provincia de Buenos Aires.

Carlos Rocha, gerente General de DLF Estero y Guillermo Thisted Ceo de Gapp

La adquisición es un movida estratégico para mejorar la plataforma comercial del Grupo DLF en América del Sur y confirma el objetivo estratégico del Grupo de desarrollar una sólida plataforma de negocios en América del Sur.

Gapp Semillas, establecida en 2007, tiene su sede en la administración, instalaciones de almacenamiento y una estación de mejoramiento en Pergamino, y tiene una facturación de aproximadamente cinco millones de dólares.

“Esta inversión es un paso importante en nuestras ambiciones estratégicas para Sudamérica. Establecimos DLF Estero en el año 2016 en Uruguay y tenemos un negocio en crecimiento allí. Argentina es el mercado más grande de pastos templados en América del Sur, y con una economía en crecimiento y un clima político mejorado, y ahora es la oportunidad”, indicó el CEO de DLF, Truels Damsgaard.

“Conocemos a Gapp desde hace varios años como una empresa de semillas altamente respetada. Con la confianza y el optimismo que experimentamos en el sector agrícola en Argentina, encontramos que es el momento adecuado para ampliar el acceso a nuestra genética vegetal y realización de variedades”, añadió Damsgaard.

La ceremonia de firma y cierre del acuerdo se concretó el 1 de febrero de 2018. “Gapp ofrece una excelente oportunidad para aprovechar aún más nuestras inversiones en investigación y mejoramiento de plantas. Nuestras variedades, desarrolladas a partir de nuestras actividades de investigación globales, están bien adaptadas y tienen buen rendimiento en muchas partes de Sudamérica. La adquisición de Gapp en Argentina y la integración de nuestras actuales actividades de producción y venta de semillas en DLF Estero, nos permite participar y desbloquear un potencial considerable para los productores de carne y leche, así como para los usuarios profesionales de césped en Sudamérica “, puntualizó Truels Damsgaard.

A su turnio Guillermo Thisted, CEO de Gapp y actual presidente de la Cámara Argentina de Semillas (CSBC), ve buenas sinergias y oportunidades de crecimiento para Gapp bajo el liderazgo de DLF. “Sudamérica ofrece grandes oportunidades para DLF, y Gapp Semillas es una muy buena combinación en la estrategia comercial de DLF para hacer crecer su negocio en Sudamérica. Confiamos en que DLF, al ser una empresa fuerte e innovadora de fitomejoramiento y basada en la ciencia, desarrollará el negocio de semillas en nuestro país”.

Cabe destacar que Gapp Semillas es una empresa privada, establecida en 2007 y con sede en Pergamino, Argentina que produce, distribuye, vende y comercializa variedades de gramíneas forrajeras y leguminosas de temporada fría y de temporada cálida, sorgo y cultivos de verano de temporada cálida. En su desarrollo, incorporó tecnología líder en el tratamiento de semillas.

Las ventas nacionales de Gapp se realizan a través de una red de 75 distribuidores en toda Argentina. Además, la empresa exporta a Brasil, Uruguay y otros países.

Por su parte DLF es el líder mundial del mercado en la industria de semillas de forraje y césped y posee grandes porciones de mercado en semillas de remolacha azucarera, patatas de siembra y producción de semillas de hortalizas. La compañía tiene una red mundial de reproducción y producción y venta de semillas a más de 80 países en todo el mundo, es propiedad de 3.500 granjeros daneses.

El grupo DLF tiene un ingreso de 590 millones de dólares,  y tiene más de 1200 empleados en 16 países.