La alfalfa mantiene vivo el sueño de un corredor ferroviario entre Bahía y San Luis Entre octubre y abril habrá un tren mensual compuesto por 20 vagones que unirá la provincia mediterránea con el puerto de Ingeniero White. Desde los muelles locales se exportarán contenedores con alfalfa rumbo a China.

De la mano de la exportación de alfalfa, el corredor ferroviario entre Bahía Blanca y San Luis ya comienza a ser una realidad.

En los próximos días seguramente quedará sellado un acuerdo entre la empresa Alfalfa y Forraje de la Patagonia y Ferroexpreso Pampeano para habilitar un tren mensual entre la provincia mediterránea y el puerto de Ingeniero White.

La nueva logística implementada es consecuencia del éxito logrado por las pruebas realizadas en marzo pasado, cuando un tren con 48 vagones y 260 toneladas de alfalfa con destino a Arabia Saudita cubrió con éxito el trayecto fijado.

“Estuvimos reunidos con la gente de Ferroexpreso hace 15 o 20 días y acordamos en principio que a partir del primer corte de alfalfa, de la primera cosecha que se haga en San Luis, despachar u tren con 20 vagones a nuestra planta del parque industrial”, explicó Maximiliano Marroni, gerente de Alfalfa y Forraje de la Patagonia.

“La idea es que esos 20 vagones siempre coincidan con cada corte de alfalfa, que se corte la alfalfa que se produzca, y se cargue en los vagones. Vamos a ver si cerramos 20 vagones por mes hasta abril mayo, restan algunos detalles, estamos terminando de revisar los números pero estamos bastante alineados.

“Comenzar con esta operatoria –agregó–, nos viene muy bien porque no hay camiones que vengan para Bahía desde San Luis, no es habitual. El tren nos permitiría traer grandes volúmenes en un solo movimiento y encima con un ahorro de costos bastante interesante”.

La primera experiencia
En marzo pasado, el transporte por tren desde San Luis surgió a partir de un convenio logrado con la empresa puntana Ser Beef, con sede Fraga.

Uno de los principales problemas que aparecieron tuvo que ver con a concesión del ramal a utilizar.

Al estar el tramo desde Realicó a Fraga o Villa Mercedes concesionado al Belgrano Cargas, hubo que iniciar una serie de negociaciones y con buena voluntad de todas las partes pudo superarse ese inconveniente.

Ser Beef se puso en contacto con la Zona de Actividades Logísticas de Villa Mercedes y se dispuso un lugar donde almacenar los fardos.

También hubo que reacondicionar las vías porque hacía muchos años que no se usaban.

En los vagones se cargan  megafardos de 400-450 kilos que luego son desarmados en Bahía,

Posteriormente se mezclan calidades para obtener la óptima que necesita cada cliente y se recompactan para lograr un megafardo de 800 kilos pero del mismo tamaño que el inicial para optimizar el flete.

Un proyecto en carpeta
Como explicó “La Nueva.” en anteriores ediciones, si bien esta nueva alternativa logística es independiente de un proyecto que ya fue presentado en el seno del Consorcio de Gestión del Puerto para constituir un corredor ferroviario de cargas entre Bahía Blanca y Villa Mercedes, viene a sumar una experiencia positiva en tal sentido.

Un informe de la Universidad Nacional de San Martín abordó la viabilidad de la corrida de trenes simple y doble estiba (un contenedor encima de otro) y determinó que la infraestructura y el estado de las vías torna viable en una primera etapa la implementación de trenes portacontenedores simples de 20”,40” y 60”.

En una etapa posterior, se estudiará la incorporación de trenes de doble estiba capaces de cargar contenedores de 57” como carga máxima.

“Teniendo como premisa el establecimiento de un corredor para exportar la producción generada en la Z.A.L. (Zona de Actividades Logísticas) hacia puertos de ultramar, se establece que de las opciones más importantes y mas realizables es la de utilizar la traza que confluye a Ingeniero White”.

Se recomienda situar como centro de transferencia a la ciudad de Villa Mercedes, donde la carga arribará por medio terrestre y será traspasada a trenes.

De allí continuará el viaje hacia el sur por , utilizando los ramales del Belgrano hasta Huinca Renancó (Córdoba), para entrar en vías de Ferroexpreso hasta Bahía.

Un cultivo con demanda
Marroni explicó que septiembre – octubre están próximos a comenzar una nueva campaña de alfalfa, cuyo cultivo se extiende desde comienzos de primavera hasta principios del otoño.

“Mientras haya agua y calor es un producto que se cosecha todos los meses. Este año parece ser bastante prometedor para lo que es la exportación”, dijo.

Alfalfa y Forraje de la Patagonia es una empresa que está radicada en el Parque Industrial de Bahía Blanca y uno de los dos exportadores que existen en el país.

“Incluso somos el único exportador  habilitado para exportar a China. Eso nos posiciona muy bien  porque con la guerra comercial entre Trump y China ese mercado asiático está bastante demandante de todo lo que es materia prima y la alfalfa no deja de ser la excepción.

“Hay que tener en cuenta que los Estados Unidos es el principal proveedor de alfalfa de China, país donde la utilizan para vacas de tambo, por eso es una materia prima que se puede reemplazar pero no dejar de adquirir”.

Dijo que en septiembre se va a enviar un primer embarque de muestra a un importante cliente de China.

“La idea es poder cerrar un mayor volumen. A mediados de septiembre estaría confirmado el segundo embarque a China desde Bahía Blanca. “Son cinco contenedores, con un total de 125 toneladas de alfalfa premium”.

Trabajo en la UNS
La experiencia lograda por la empresa en su vinculación con San Luis fue tomada por investigadores de la UNS como ejemplo de un caso de éxito en la cadena de suministro.
El tema será expuesto en el III Congreso Internacional en Supply Chain que tendrá lugar en Octubre en Colombia.

La presentación estará a cargo de María Angélica Viceconte y Mariano Frutos, ambos por la UNS, mientras que también se sumarán Sonia Núñez (Universidad Nacional de San Luis) y Erik Van Zanten (Han Universidad de Ciencias Aplicadas de los Países Bajos).

Fuente: portal LaNueva.com, de Bahía Blanca