Un encuentro íntimo en la cocina de los forrajes La firma Gentos realizó una jornada en el Centro de Investigación y Desarrollo que posee en cercanías de la ciudad de Pergamino. Con una fuerte apuesta al conocimiento, la empresa mostró una gran apertura hacia las ideas y experiencias compartidas por productores que llegaron de la zona de Villa María y Rafaela.

El objetivo de la visita, que se realizó durante el jueves 20, fue exhibir las principales líneas de investigación y desarrollo en la que la compañía está trabajando en torno a la reina de las forrajeras y lo más importante, interactuar y compartir experiencias con los principales usuarios de esas pasturas.

El punto de partida para el recorrido fue el lugar donde inicia todo, el invernáculo. Allí, la dueña de casa es la bióloga Rosa Jáuregui que en diálogo con el portal TodoAlfalfa.com.ar decía: “Estamos en la cocina, el lugar donde comienza todo. Trabajamos en diversas especies, leguminosas y gramíneas principalmente, pero hoy nos convoca la alfalfa. Gentos pone mucho énfasis en la investigación, la ciencia nos ocupa, sobre todo los vínculos que tenemos con el mundo y con instituciones locales que son una herramienta muy importante para poder desarrollar variedades”.

“Estamos creciendo rápidamente en alfalfas y en torno a esovemos sistemas pastoriles que necesitan variedades adaptadas a esa forma de uso, cultivares desarrollados en Argentina, con selecciones locales, que toleren nuestras enfermedades y con una gran persistencia. El productor debe saber que cuando siembra una variedad Gentos va a tener alfalfa por un largo tiempo” enfatizó la bióloga.

Luego se le dio lugar a la recorrida a campo donde los técnicos mostraron los diferentes ambientes y condiciones a las que someten el cultivo a los fines de dar respuesta a las diferentes demandas del mercado.

“Lo que hacemos aquí es el seguimiento en toma de datos de plantas individuales, el manejo con pastoreo y las evaluaciones agronómicas, que en ese caso se toman datos de producción de forrares. Estamos evaluando alfalfas sin latencia, de líneas experimentales, donde valoramos producción total y estacional de cada uno de los materiales, perfil sanitario y su comportamiento frente al pastoreo con ovinos” comentó Lucas Garro del departamento de investigación y mejoramiento.

“Un producto no es solo una medición de materia seca” – dice Felix Roumieu, gerente comercial de la empresa – “nuestros materiales tiene todo un desarrollo detrás, son de selecciones locales bajo condiciones de pastoreo, que se usan con niveles de exigencia altos como suelos pesados o encharcados. Y este encuentro justamente es para nutrirnos de las ideas que nos traen los técnicos y productores que nos visitan”, remarcó.

El aporte sustentable de los forrajes
Uno de los temas que sobresalió en el marco de la jornada fue el aporte de las pasturas a la sustentabilidad de los sistemas agrícolas puros y la revalorización de esos “cultivos de servicio” ante el avance de las malezas y la degradación de los suelos.

“Muchos agricultores están viendo en los forrajes la posibilidad de recuperar sus suelos mediante la captura de carbono, nutrientes y también frenar el avance de las malezas. Lo que me llamó la atención es ver con la agudeza que están viendo el aporte de los forrajes, creo yo por su cultura agrícola de ir rápidamente a los números, algo que los ganaderos no miramos porque el forraje es moneda corriente en nuestros sistemas” destacó Juan Amadeo director de Gentos.

“Si no cambiamos las preguntas no cambiaremos la investigación. Si el productor en vez de hablar de precios comienza a hablar del valor de un forraje en un sistema productivo, es un compromiso para las empresas porque te empieza a evaluar por lo que sabes, no por lo que vendes” asegura.

El camino del desarrollo y la investigación en alfalfa es bastante nuevo para Gentos. Sin embargo, sobre el cierre Amadeo explicó que “el mundo quiere proteína animal y Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay tienen suelo, agua, sol y gente innovadora, lo que falta es ajustar la gestión. En la exigencia y los detalles hay un gran valor y la región se debe un debate acerca de cuan eficaces queremos ser y cuan cerca queremos estar de donde suceden las cosas”.