La saudí Almarai anunció que “importará” el 100% de alfalfa y forrajes que necesita La compañía saudí Almarai, que controla a la empresa argentina Fondomonte South America SA anunció su total cumplimiento en la importación del 100% de sus requerimientos de alfalfa y forraje verde, como lo exigía el Reino de Arabia Saudita. ¿Qué impacto tendrá en Argentina?.

El grupo Almarai es el fabricante de alimentos y lácteos más grande del Medio Oriente y uno de los más grandes el mundo. A inicios de noviembre de 2019 anunció que la decisión está en línea con los términos de la Resolución del Consejo Ministerial del Reino de Arabia Saudita de diciembre de 2015, que definió un plazo de 3 años para detener completamente la producción local de forraje verde para áreas de más de 50 hectáreas, ratificado por la conformidad con el anuncio de la compañía con fecha del 10 de abril de 2018.

En virtud de esta decisión Almarai Company anunció que el 3 de noviembre de 2018, se detuvo la producción de alfalfa y forraje verde en el Reino de Arabia Saudita y de esta manera ha alcanzado el pleno cumplimiento de la Resolución al asegurar el 100% del suministro de todos sus forrajes fuera de Arabia Saudita, para apoyar sus negocios de lácteos y aves de corral. Esto implica que podría incrementar sus inversiones en nuestro país u otros lugares fuera del reino árabe.

Es que estas importaciones provienen de diferentes lugares, entre ellos Estados Unidos, Argentina, España y Europa del Este, ya de proveedores seleccionados o de las granjas administradas por la compañía. La firma indicó en un comunicado que “las inversiones totales realizada en estos países para este propósito asciende a aproximadamente 500 millones de dólares, a lo largo del período 2014 a 2018”.

Desde el anuncio de la Resolución en 2015, Almarai ha aumentado gradualmente el porcentaje importado de su requerimiento de alfalfa y forraje verde del 52% en 2016, a más del 75% en 2017 para alcanzar el 100% en 2018 y cumplir plenamente el 3 de noviembre de 2018.

El impacto total en los costos anuales de este nuevo modelo de abastecimiento que consiste en la importación de forraje versus producción local se estima en 93 millones de dólares. Se anticipa que este efecto adverso tendrá lugar durante un período de 2 años debido a la gran cantidad de forraje. Finalmente, mientras la compañía está analizando las opciones de reubicar su equipamiento forrajero, a sus entidades agrícolas fuera de Arabia Saudita, esperándose que un efecto neto de cancelación de una sola vez de esta discontinuación, tenga un impacto de 13 millones de dólares y ello se reconozca en los estados financieros de fin de año.

El impacto de la decisión en Argentina
En diálogo con TodoAlfalfa, el gerente general de Fondomonte South America SA, Thomas Neville se mostró muy cauteloso a la hora de hacer declaraciones, aunque dijo que no está previsto incrementar hectáreas de alfalfa en el corto plazo. En la actualidad,  la compañía posee unas 2.5

De izquierda a derecha: Thomas Neville, gerente general de Fondomonte, junto Mario Aguirre, Prabath Arumapperuma e Ignacio Medeiros, miembros del equipo Fondomonte

00 hectáreas en producción, bajo riego, en la comuna de San Vicente, cerca de Villa Dolores, en el oeste de Córdoba. Allí se asienta la planta de procesado, secado, acopio y acondicionado de megafardos. Ello incluye una decena de galpones y un megaedificio donde se aloja la planta deshidratadora de alfalfa, cuya tecnología fue provista por la compañía española Apisa. El procedimiento es el siguiente: La alfalfa se corta, se realiza el preoreo a campo durante 48 horas y con una humedad de 30-35% se introduce en el tromel secador, lográndose una humedad uniforme, compactándose posteriormente el material, lo que genera un megafardo de óptima calidad.

 

Cabe destacar que Almarai Company que es la principal firma láctea del Golfo Pérsico adquirió en 2011 Fondomonte South America SA, propietaria y administradora de campos en Argentina, para garantizar forraje para sus emprendimientos en ganado lechero y aves. El valor de la transacción fue de 83 millones de dólares y de esta manera pasó a ser propietaria –mediante su subsidiaria- de tres campos que suman más de 12.000 hectáreas, en las que hace agricultura y produce forraje.

Consultado por TodoAlfalfa, Oscar Castro, jefe comunal de San Vicente indicó que el desembarco de Fondomonte-Almarai producido 4 años atrás, cuando la comuna estaba al mando de María Romero –hoy legisladora provincial por el departamento San Alberto-, “en su `primer momento fue bien recibido porque se crearon varios puestos de trabajo, aunque después trajeron mucha gente de afuera, de muchos lados, filipinos inclusive”.

Por estos días, Fondomonte ha abierto nuevamente los registros para anotar a gente para trabajar. “Veremos qué pasa”, puntualizó Castro.

Respecto a nuevas inversiones de Fondomonte SA, el jefe comunal de San Vicente añadió: “No hemos recibido ninguna información, en general son muy cautos a la hora de dar información”.

En la zona de San Vicente, en el oeste cordobés, la mayor parte de las fuentes de trabajo se explican por el cultivo de papa, la crianza de animales vacunos, cabras, y la cría de abejas.

Deshidratadora Apisa Fondomonte