Es un buen momento para invertir en alfalfa “Apostamos al asociativismo como un camino seguro para conquistar el mercado externo que demanda alfalfa de calidad; y atraer inversiones a la empresa, para liderar la producción rentable de alfalfa en la zona bajo riego”, explicaron desde INCO Patagonia, destacando un futuro promisorio para el cultivo en el país.

Richard Coates, de Inco Patagonia

INCO Patagonia S.A es una empresa de capital extranjero, que nació en el año 2008 cuando su actual presidente, Richard Coates (Inglés) decidió invertir en un campo abandonado en la zona de Colonia Vieja, 25 de Mayo, La Pampa en la región patagónica de Argentina.

Coates detectó rápidamente las ventajas de producir un cultivo noble como lo es la Alfalfa, en la Zona Bajo Riego del Rio Colorado. Además del sol que entrega una maravillosa amplitud térmica, la zona goza de baja humedad, al ser zona desértica; garantiza la fitosanidad, al tener barreras naturales, el Rio y el desierto y es la puerta de entrada a la Gran Patagonia, muy cerca del puerto de Bahía Blanca.

Actualmente la empresa produce entre 13.000 y 14.000 toneladas/ha por año, en 120 ha sistematizadas de las 720ha aptas para la producción. En diálogo con TodoAlfalfa, su titular había expresado que “tenemos que enfocarnos mucho en colaborar para tener normas de calidad en la que todos coincidamos y cumplamos, para darle al producto del país una confianza en el mercado externo”. Los desafíos de INCO son expandir la producción progresivamente en esta sintonía.

“Small is Beautiful”
INCO Patagonia produce Heno de Alfalfa en presentación fardo tradicional 22-24 kilos, con calidad Bueno/Premium, según la escala de la Universidad de California.  Desde el año 2016 es certificada por una certificadora de la red Senasa- con Buenas Prácticas Agrícolas-.   Las BPA se han constituido para INCO en motor para la rentabilidad de la empresa, el bienestar del capital humano y la necesidad del uso razonable de los recursos naturales.